GUÍA TURÍSTICA

¿Estás buscando inspiración para tu viaje? ¿Los mejores lugares para visitar en cualquier época del año? No te preocupes, ¡encontrarás todos los detalles en nuestra guía! Inspírate y disfruta de la aventura de tu vida.

PRIMAVERA

La primavera tiene un color especial. Es, sin duda, la luz al final de los meses oscuros y fríos que nos deja el invierno. Las horas del día comienzan a dominar y las ciudades y áreas rurales se llenan de luz y color. También es una temporada maravillosa para organizar un viaje por carretera en autocaravana o furgoneta camper.
Los campings vuelven a abrir, las temperaturas son suaves y agradables, y las ciudades no están abarrotadas. Es el momento de disfrutar del verde intenso de las montañas y de la tranquilidad de las playas, cuando aún no se han llenado de turistas.

Además, los precios de alquiler de autocaravana o camper son más económicos que en verano. Algunas de las mejores ciudades (y países) para visitar en primavera son Roma (Italia), Viena (Austria), Praga (República Checa), París (Francia) o Keukenhof (Países Bajos).

Roma se llena de flores y de la alegría de su gente en las terrazas de Trastevere. La capital italiana es un destino ideal para escaparse y disfrutar de su gastronomía, su patrimonio y su historia, perderse en el Coliseo, visitar el Panteón o admirar la Fontana di Trevi.

No nos podemos olvidar otra de las joyas del continente, París. La capital francesa es un destino perfecto durante todo el año pero hará que te enamores aún más de ella durante la primavera. Además, Francia es uno de los países que más cultura campista tiene en Europa.
Allí podrás visitar sus principales puntos de interés como la Torre Eiffel, el Museo del Louvre, Notre Dame o el Arco del Triunfo y disfrutar de los exteriores de la ciudad sin el frío y la humedad del invierno. Esto te permitirá disfrutar de sus parques y jardines como Les Tuileries, Luxembourg Jardins, Jardin des Plantes, pasear a orillas del Sena o simplemente perderte por sus calles y visitar sus mercadillos.

Por otro lado, la capital austriaca, Viena, es sinónimo de jardines y parques, y seguro que Sissi La Emperatriz pensaría lo mismo, que en esta época del año, los jardines, lucen como nunca. El verdadero corazón de la ciudad es su catedral “Stephansdom”, San Esteban; que no está lejos de los famosos cafés Café Sperl y Café Central, donde se puede probar uno de sus mejores y más famosos dulces: el Sacher Torte.

La primavera es sin duda la mejor época para disfrutar de un viaje por carretera en la República Checa y, por supuesto, visitar la capital, Praga; y para ser más específicos, mayo sería el mejor mes, ya que marzo y abril aún pueden ser algo fríos o con algo de lluvia. Los precios durante este tiempo serán más razonables y visitar la Plaza de la Ciudad Vieja, el Castillo de Praga, pasear por Naplavka o pasear por uno de sus maravillosos parques será muy agradable y una experiencia única.

Y finalmente, pero no menos importante, Keukenhof, en Holanda, es de visita obligatoria durante la primavera, y la razón es que existe el campo de tulipanes más grande del mundo. Keukenhof no está lejos de Ámsterdam, por lo que se convertirá en otra opción perfecta para visitar la capital holandesa; donde caminarás por uno de los miles canales de la ciudad, el Museo Van Gogh, el Mercado de las Flores o la Plaza Dam.

VERANO

Cuando se habla de viajar en verano, todo el mundo se siente abrumado pensando en las aglomeraciones y el calor espantoso, y es cierto, pero hay muchos destinos perfectos donde viajar en autocaravana y vivir en las calles, playas o campings durante el verano.
Los siguientes destinos disfrutan de temperaturas suaves durante todo el verano y no suelen recibir tanto turismo en esta época del año. Algunas de las recomendaciones son la Bretaña francesa, Normandía, el País Vasco y los países nórdicos: Finlandia, Dinamarca, Suecia y Noruega.

En cualquier caso, el verano es sinónimo de días más largos y soleados, por lo que es deseable pasar unos días fuera de casa para desconectar de la rutina. Si decides visitar la Bretaña francesa, viajarás a través del tiempo y el espacio hasta la Edad Media; por ejemplo, en Nantes, o Vitré, considerado para algunos el lugar más bello de Francia, o Joselin, Dinan, Combourg, pueblos medievales con mucha historia.
Aun en Francia pero en su región más al norte, Normandía, donde no podrás perderte el Monte Saint Michel, las Playas del Desembarco, Honfleur, un pueblo curioso en el que su decoración es de lo más encantadora, y por supuesto, los acantilados de Etretat, donde se respirarás la fresca brisa del mar para terminar bañándote en la playa.

Seguimos hablando del norte, pero esta vez de España y más concretamente de País Vasco, o Euskadi como se le conoce en su lengua, el euskera. Este es uno de los mejores destinos en verano ya que las temperaturas suelen ser suaves pero lo suficientemente altas para disfrutar de sus playas; si eres un amante del surf, no puedes perderte esta maravillosa región y probar sus olas en Zarautz, Mutriku o Mundaka.
Si te gusta más la gastronomía, entonces tienes que deleitarte con unos pintxos en San Sebastián. Sin olvidarte de visitar el Museo Guggenheim de Bilbao o sin probar un buen bacalao al pil pil acompañado de un buen txakolí. Si eres fanático de Juego de Tronos, entonces debes visitar San Juan de Gaztelugatxe.

Por otro lado, una ruta en autocaravana en cualquiera de los países nórdicos es una buena idea ya que están bien preparadas para recibir campistas. En Finlandia, durante el verano, no te puedes perder Porvoo, la segunda ciudad más antigua del país, o Helsinki, por supuesto, por su entorno y sus parques verdes, Savonlinna, una ciudad entre lagos, islas y bosques. En cuanto a Dinamarca, es imposible no añadir los encantadores pueblos de Ribe, Stege, Romo, Koge o el Fiordo conocido como Roskilde.
En Suecia, uno de los lugares más mágicos del país es el conocido como Laponia Sueca, vivirás el sol de medianoche y visitarás la puerta de entrada a este maravilloso lugar: en Skellefteå. Allí es muy común pasar el día en la calle practicando yoga, rafting, comiendo o yendo a un concierto.

Por último, en Noruega, podrás planificar tu ruta en autocaravana visitando los fiordos noruegos, hacer excursionismo y estar en constante contacto con la naturaleza. Es recomendable realizar la ruta que va de Stavanger a Bergen.

OTOÑO

A mucha gente no le gusta el otoño, y es solo porque es la temporada siguiente al verano y muchos de nosotros estamos un poco deprimidos. Pero en lugar de verlo así, es más interesante verlo como una oportunidad para viajar: una vez finalizado el verano, la gente no viaja tanto y además muchos esperan hasta las vacaciones de Navidad para organizar otra escapada. Es aquí donde llega un gran momento para evitar multitudes y tener temperaturas agradables, especialmente en el sur de Europa.

Una de las mejores ciudades para visitar en otoño es, sin duda, Barcelona. En esta época del año hay mucha menos afluencia de turistas y el clima es agradable, el calor húmedo y bochornoso del verano queda atrás, y hace que pasear por Las Ramblas, tomar una tapa en el Mercado de la Boquería o pasear por la Barceloneta sea mucho más agradable. Además, también te ahorrarás muchas colas y aglomeraciones para entrar en el Park Güell o la Sagrada Familia. Si dispones de tiempo, tampoco puedes dejar de visitar Girona o Sitges.

Otro de los mejores destinos en otoño es Niza, en el sur de Francia. Simplemente perderse por las calles de la Ciudad Vieja ya será genial porque el buen rollo de esta ciudad te enamorará a primera vista, allí también podrás dar un paseo por la Promenade das Anglais y visitar la Catedral de San Nicolás, o el Mercado de las Flores.

Habiendo mencionado estas dos ciudades, es imposible no hablar de Lisboa, la capital de Portugal. En octubre todavía brilla el sol, las temperaturas pueden seguir hasta los 25º y los precios bajan; los restaurantes y bares ofrecen descuentos y después de unas horas en la carretera conduciendo la autocaravana, seguro que tu estómago agradecerá un buen bacalao. Desde allí, podrás visitar el castillo de Sintra, comer una mariscada en Cascais o realizar una cata de vinos en un viñedo.

Donde encajan Francia, España y Portugal, encaja también Italia. No podemos ignorar este maravilloso país; y está claro que Roma es uno de los mejores destinos no solo de Italia sino del mundo; pero a veces hay que ser un poco más abierto y conocer las regiones que suelen estar más fuera de las guías principales, como Piamonte.

El hecho de que no sea tan popular como la Toscana hará que su viaje en autocaravana sea inolvidable. En Piamonte visitarás su capital, Torino; o Orta San Giulio, un pueblito encantador; Cannobio, un pueblo costero donde degustar mariscos acompañados de un buen vino. Otros pueblos recomendables de esta comarca son: Barolo, Ivrea o Saluzzo.

INVIERNO

El invierno es una temporada muy interesante. Hay personas a las que les encanta huir del frío y viajar a destinos tropicales y otras a las que les encanta planificar un road trip en algún paraíso de nieve como Los Alpes, Los Dolomitas o el Tirol del Sur, en Kitzbuhel. También es posible iniciar un viaje por carretera en una ciudad y luego viajar hasta llegar a las montañas.

Uno de los mejores ejemplos son Austria y Suiza. Si tienes tiempo suficiente, ¿por qué no intentas empezar tu ruta navideña en Viena y que el destino final sean Los Alpes pasando por Salzburgo, el mágico Hallstatt y la increíble ciudad de Kitzbuhel en el Tirol del Sur?

Luego, si puedes cruzar a Suiza y visitar Zúrich y Lucerna, lugares perfectos para empaparte del ambiente navideño, y finalmente, disfrutar del esquí, la nieve y el paisaje de montaña. Suena como una forma genial de terminar un año y comenzar uno nuevo. Si no eres un amante de la nieve, no te preocupes, también puedes visitar los mercados navideños, y si prefieres evitar las aglomeraciones, la mejor idea es visitar los de Colonia o Núremberg en Alemania, ambas son hermosas ciudades, donde la Navidad el espíritu es muy palpable y no son destinos de viaje habituales, por lo que podrás conocer gente local interesante y vivir las vacaciones como ellos.

Por el camino, no te olvides de comer una salchicha al curry, un codillo de cerdo o tomarte una buena cerveza (¡claro, si no tienes que conducir después!). ¡Cualquiera que sea el destino que decidas incluir en tu viaje de invierno o Navidad, será mágico!

¡Reserva ya tu aventura!

Obtén un presupuesto